BANGKOK, 21 de septiembre de 2017 /PRNewswire/ — Japón, un país famoso por sus tendencias de moda excéntricas, su exquisita cocina, y posiblemente la cultura popular más emblemática del mundo, ha logrado una gran influencia entre las gentes de Tailandia gracias a su poder de atracción. No hay más que ver las multitudes de cosplayers en el distrito comercial de Siam o la abundancia de restaurantes japoneses en cada calle del centro de Bangkok. En 2016, Japón dio la bienvenida a un total de 901.525 turistas tailandeses, un incremento exponencial respecto a los 796.731 turistas que llegaron en 2015. De hecho, el interés es mutuo: la cantidad de japoneses que visitan Tailandia también se ha visto incrementada en los últimos años. En 2016, la cifra de turistas japoneses que llegaron a Tailandia fue la cuarta mayor de entre el resto de países extranjeros, con un total de 1,44 millones de visitas.

130th anniversary of the establishment of Japan-Thailand diplomatic relations

A pesar de estas increíbles estadísticas de turismo y lo que parecería ser una enorme familiaridad entre los dos países, a la hora de la verdad, no son muchos los ciudadanos tailandeses y japoneses plenamente conscientes de los lazos históricos que convierten la relación entre Tailandia y Japón en una de las más poderosas y significativas, entre todas las demás naciones. Debido a que este año representa el 130 aniversario de las relaciones diplomáticas entre Tailandia y Japón, quizás sea el momento oportuno para dejar constancia del camino que ambos países han recorrido de la mano hasta el día de hoy.

La primera interacción entre los pueblos de Siam, el nombre con el que antiguamente se conocía Tailandia, y Japón comenzó hace 600 años a través del comercio. A principios del siglo XVII, el volumen de comercio entre Siam y Japón era mayor que el total de volumen de comercio entre Siam y el resto de países. Poco después, los emigrantes japoneses comenzaron a asentarse en Siam, formando una villa japonesa o “Mooban Yipun” en Ayutthaya, que acogió a cerca de 1.500 habitantes japoneses, según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores de Tailandia.

Sin embargo, no fue hasta finales del siglo XIX cuando Siam y Japón afianzaron sus relaciones diplomáticas a través de la firma de la Declaración de Amistad y Comercio el 26 de septiembre de 1887, durante el reinado del Rey Chulalongkorn y el Emperador Meiji. Durante los años siguientes, Siam recibió la frecuente llegada de eruditos japoneses para ayudar a desarrollar y modernizar el país en los ámbitos de la educación y la cultura.

La base de las relaciones entre Tailandia y Japón ha estado siempre vinculada a los fuertes lazos entre las dos familias reales. A lo largo de los años, los miembros de la Dinastía Chakri y de la familia imperial japonesa han intercambiado frecuentes visitas. La última visita a Tailandia de Sus Majestades el Emperador y la Emperatriz de Japón en marzo de 2017, con el objetivo de mostrar sus respetos al fallecido monarca Bhumibol Adulyadej, fue un reflejo de la buena voluntad entre las dos Familias Reales y supuso para Tailandia un gesto de apoyo de un verdadero amigo en un momento difícil. Estos sólidos cimientos han servido de motor de crecimiento en otros aspectos de la relación entre Tailandia y Japón durante los últimos 130 años.

La fuerza motora de las relaciones actuales entre Tailandia y Japón reside en la cooperación económica. Japón es en la actualidad el inversor número uno de Tailandia. Las estadísticas de la Junta de Inversiones de Tailandia (BOI) para el primer semestre de 2017 estiman un valor de inversión que asciende a 65.440 millones de baht (1970 millones de dólares) por parte de Japón (frente a los 40.900 millones de baht en el primer semestre de 2016). Japón también es el segundo mayor socio comercial de Tailandia, con un valor de comercio total de 917.050 millones de baht (27.560 millones de dólares) en la primera mitad de 2017. Cabe destacar que también han surgido nuevas dimensiones de cooperación económica como respuesta a los cambios en las tendencias económicas internacionales y a las nuevas políticas e iniciativas económicas lanzadas por los gobiernos de ambos países, tales como el desarrollo industrial en zonas económicas especiales, el desarrollo de infraestructuras, ciencia y tecnología, y el desarrollo de recursos humanos.

Con el fin de conmemorar los 130 años de relaciones diplomáticas entre Tailandia y Japón, las agencias correspondientes de ambas partes han organizado una serie de actividades que tendrán lugar a lo largo del año en Bangkok, Tokio y otras ciudades de Tailandia y Japón. Entre los próximos eventos más destacados se encuentra un concierto de la Orquesta Sinfónica Real de Bangkok en la sala Suntory de Tokio el 26 de septiembre de 2017. En Bangkok, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Tailandia, en cooperación con la Embajada de Japón en Bangkok y la Fundación Japón, organizarán una exposición titulada “130 años de amistad entre Tailandia y Japón” en la sala de exposiciones Rattanakosin, del 27 de septiembre al 8 de octubre de 2017.

La exposición, que estará abierta al público todos los días de 10:00 a 19:00 h, excepto el lunes que el museo permanece cerrado, presenta varios aspectos de la relación entre Tailandia y Japón, que van desde las interacciones entre las familias reales hasta la cooperación política y económica. Es una exposición a la que debería asistir todo aquel que esté interesado en la historia y la relación entre el País de las Sonrisas y el País del Sol Naciente.

Departamento de Asuntos de Asia del Este
Ministerio de Asuntos Exteriores de Tailandia 
Tel.: +662-203-5000

Foto – https://mma.prnewswire.com/media/554124/130th_Anniversary_of_Thailand_Japan_Diplomatic_Relations.jpg